miércoles, 24 de enero de 2018

La obra de Manuel M. Tirado Zegarra


MANUEL M. TIRADO ZEGARRA[1]

Maestro e importante músico arequipeño, que nació probablemente en la década de 1870, y tuvo una importante participación en la restauración de la música de La Reseña, gracias a la amistad de Adolfo Duncker Lavalle y que en 1912 lo convocó pues el maestro Manuel Tirado era antiguo sacerdote mercedario y músico de calidad. El ejemplar de ésta restauración fue entregado al Cabildo y fue usado en los años sucesivos hasta que en 1930 Aurelio Díaz repuso la versión original.[2]

Gracias a la labor de recopilación de Daniel Alomía Robles[3] en su viaje por Arequipa en 1912, ha sobrevivido la obra titulada “Arequipa”, obra de corta extensión para piano y con claras influencias del yaraví de la época.

Para 1914, Felipe Urquieta[4] presenta una semblanza acerca de su labor como profesor y director de orquesta:

También ha sido mi maestro. Me enseñaba solfeo y violín. Tirado es un magnífico profesor, un director de orquesta de importancia y muy aceptable compositor. Acredita lo primero el gran número de alumnos, sobre todo en el bello sexo que tiene el maestro. Profesor de música de media docena de colegios, no habría más defectos (a decir de algunos) que echarle en cara, que el ser el método muy viejo, ¡casi podría decirse que Tirado vive, musicalmente en el siglo pasado!
Justo es reclamar para el maestro un lugar distinguido entre nuestros directores de orquesta. Conoce a fondo la instrumentación; es un excelente armonista, sabe mucho de contrapunto, fuga, canon, y, sobre todo, no tengo porque no declararlo ya que ello encierra un convencimiento mío y muy sincero, es el que mejor solfea entre todos los músicos arequipeños. Tirado, según me cuentan ha tenido una interesante voz de barítono, que ya no he podido admirar.
Conozco una que otra de sus composiciones, que a él mismo oí tocar son obras sencillas de bonita melodía, correcta armonización, revelando siempre en su autor el apego por los moldes antiguos. Parece que el maestro ha querido hacer suya aquella frase de Verdi: “Tornare al antico e sará un progresso”[5].

Es referido también como compositor en una conferencia dada por Elvira Hercilla Velarde en 1927. En 1929 es mencionado junto a los mejores y difundidos creadores de su época (Octavio Polar, David Molina y Manuel Aguirre)[6]. Siendo los ámbitos de su creación la música religiosa y piezas localistas, sin faltar naturalmente los yaravíes[7].

En 1940 formó parte del jurado que tuvo la labor de elegir el Himno de Arequipa por motivo del IV centenario de la Fundación Española de Arequipa, junto a Manuel L. Aguirre y Ernesto Rodriguez Olcay[8]

Formó parte de la Banda de músicos Federal [9].


Anuncio en el diario El Deber, 1902


Su principal labor cotidiana fue el de ser educador musical, tal cual como se aprecia en los anuncios que contrataba en los diarios locales, en los que daba cuenta que dominaba las artes musicales y la técnica de varios instrumentos. Fue parte de la plana docente del Colegio del Sagrado Corazón de Jesús (llamadas “huayruras”) que fue fundado en 1900 por la Srta. Amelia Lazo Castellanos. Compuso el Himno Del Colegio del Sagrado Corazón de Jesús y para 1951 el maestro Manuel M. Tirado es reconocido como “Decano y fundador”[10] del referido colegio de señoritas, en el cual se encargó de toda la formación y dirección musical en eventos, aniversarios, misas, etc.[11] Es en ésta institución educativa es en la que ganó el aprecio de sus colegas y estudiantes de varias generaciones, que siempre lo recordaron con cariño.

OBRAS ATRIBUIDAS - ARCHIVO LAZO

Hasta el presente año 2017, no se había tenido noticia alguna del listado de obras o más partituras dejadas por el maestro, sólo la obra rescatada por Daniel Alomía Robles. Recientemente y gracias a la amabilidad del Sr. José Alonso Núñez Gambarini quien nos consultó sobre las partituras que obran en su nutrido archivo familiar, se han ubicado cinco obras musicales para guitarra sola, que por razones que a continuación presentamos deben ser atribuidas a la autoría de Manuel Tirado.

  • Las cinco obras musicales[12] halladas se encontraron junto a demás libros y partituras impresas de música para piano, violín, guitarra y mandolina[13], ello debido a la práctica de música en la familia por parte de la Sra. Alina Lazo de Chávez (1889-1954), personalidad multifacética en las artes y educadora muy apreciada en el Colegio del Sagrado Corazón de Jesús y quien practicaba la ejecución de la guitarra. En un primer momento se pensó que los manuscritos podían pertenecer a la composición de la Sra. Alina Lazo, pero la figura muy cercana del maestro Tirado vislumbró otros aspectos a considerar.
  • Como se mencionó Manuel Tirado, fue profesor predilecto del Colegio del Sagrado Corazón de Jesús desde su fundación en 1900, estando a cargo de las presentaciones musicales del centro educativo en especial en fechas conmemorativas, y su cercanía con las rectoras del colegio era innegable, y ese fue el camino por el cual seguramente llegaron las obras al acervo del Archivo Lazo.
  • Tal como lo menciona M. Béjar Pacheco en 1928, Manuel Tirado es referido como compositor de obras con carácter localista tomando como referencia el yaraví, y así lo demuestra su obra “Arequipa”, las 05 obras halladas en manuscrito en el Archivo Lazo llevan títulos sugerentes con la localidad de Arequipa y el yaraví.
  • Finalmente, las obras musicales reflejan un dominio de las artes musicales (armonía, contrapunto, técnica instrumental, estructura compositiva, estilo, etc.) de tal grado (como también lo hace notar Felipe Urquieta) que hace inmediato relacionarlas a la figura compositiva de Manuel Tirado.
  • Las obras halladas llevan por título: Llanto del corazón (yaraví arequipeño firmado en 1914), Arequipa canción idílica, Tristes horas, Desengaño (yaraví) y Soledad (triste arequipeño) todas concebidas para guitarra sola. Breve descripción sobre las obras presentadas:
Título
Año
Nro. de Compases
Tonalidad
Estructura
Apuntes
Llanto del corazón (yaraví arequipeño)
1914
46
Mi menor
Introducción - Tema A- Tema B
En las referencias conocidas hasta la fecha sobre canciones (letras y grabaciones de yaravíes, tristes y/o canciones) con el mismo nombre, no se han se ha encontrado similitud ninguna. Considerar también que el título y  subtítulos sugieren que haya sido una canción popular y haya sido estilizada para un arreglo de guitarra.
Tristes horas,
s/f
35
La menor
Introducción -Tema A- Tema B
Desengaño (yaraví)
s/f
42
La menor
Introducción - Tema A- Tema B
Arequipa canción idílica,
s/f
77
La menor
Introducción – Tema A – Tema B – Trio
De las obras halladas muestra una composición original con mayor concepción musical en estructura, originalidad y uso de recursos armónicos.
Soledad (triste arequipeño)
s/f
50
La menor
Introducción -Tema A- Tema B
Arreglo para guitarra de un yaraví popular arequipeño, con formato académico.
-  Similitud melódica a la grabación “Soledad” P-89 de Montes y Manrique, 1911.
-  Similitud melódica a la grabación “Soledad” L319 del dúo Velarde Medina, 1913.
-  Similitud melódica a la grabación “Soledad” Victor-73984, por la Orquesta internacional, en 1923.
-  Carlos Sánchez Málaga tiene una obra para piano con similar título, al comparar los temas melódicos no hay similitud alguna.
* Elaboración propia
  • El uso del yaraví mestizo arequipeño en las obras presentadas es innegable. Siendo en especial Arequipa canción idílica, la muestra de originalidad, sensibilidad y estilo compositivo.


Primeros compases de “Arequipa canción idílica para guitarra”

  • Las obras halladas dan lugar a plantear la hipótesis de que en la ciudad de Arequipa del siglo XIX existió continuidad en el cultivo del yaraví mestizo-académico propiciado por Pedro Ximénez Abrill Tirado (c.1780-1856). 






***



[1] Artículo escrito en diciembre 2017 por Omar G. Carrazco Llanos, en consulta con el archivo familiar de la Sra. Alina Lazo de Chávez, con permiso de José Alonso Núñez Gambarini, quien custodia el archivo familiar Lazo Maldonado. Entrevista y conversaciones personales en diciembre 2017
[2] Vega Salvatierra, “Vida musical cotidiana en Arequipa durante el oncenio de Leguía 1919-1930”, Lima 2006
[3] Armando Robles Godoy, “Himno al Sol; La obra Folklórica y Musical de Daniel Alomia Robles”, 1990.
[4] Felipe Urquieta, “Músicos arequipeños”, Arequipa, 1917
[5] Traducción al castellano: “Regresa a lo antiguo y será un progreso”
[6] Sanmarti y Cia, “Nueva Revista Peruana”, Lima, 1927
[7] M. Béjar Pacheco: Músicos del Sur, “El Comercio”, Lima, julio 22/1928.
[8] Javier Díaz Orihuela, “El hombre y su himno”, pg. 48. 2008
[9] Conversación con Luis Pareja Rivero, nota periodística publicada en 16/06/1963.
[10] Así se detalla al pie de su fotografía
[11] Folleto por el aniversario de 50 años de labor pedagógica de Amelia Lazo, 1920
[12] Sólo “Llanto del corazón” lleva la firma final de Alina Lazo de 1914. Las demás no indican autor o nombre alguno que ayude a identificar la autoría
[13] Varios de estos ejemplares llevaban la firma de Manuel M. Tirado en sus carátulas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario