Pages - Menu

domingo, 26 de enero de 2014

"A las Orillas del Chili" la marinera arequipeña recogida por Rosendo A. Huirse


De cómo las partituras dejan a su autor 
se vuelven al pueblo, 
y del pueblo al olvido, 
y del olvido al pentagrama,
y del pentagrama a SoundCloud.

No sólo los valses fueron la delicia de la sociedad peruana entre finales del XIX e inicios del XX, las marineras, que se popularizaron aún más luego de la retirada de la invasión chilena, fueron llevadas al piano por compositores populares. Pasaron a las regiones y tomaron sabor propio.

La Biblioteca Nacional del Perú guarda un tesoro musical inmenso para aquellos que nos afanamos en llenar los vacíos sonoros de la historia musical; en ésta ocasión el nombre del río tutelar de Arequipa fue motivo para una marinera titulada: "A las orillas del Chili", ésta partitura se encuentra en original y manuscrita a tinta en nuestra primera biblioteca.

El documento a primera vista nos indica la participación de otro notable músico del pueblo puneño, Don Rosendo A. Huirse (1880-1971), quien tuvo paso obligado por Arequipa en sus viajes hacia Lima y en la cual entabló amistad con músicos de la ciudad (en especial con Don Benigno Ballón). Don Rosendo recopila y arregla la marinera que seguramente escuchó de la memoria popular en alguna velada bohemia o de una banda en alguna retreta urbana.

Hay una obra homónima escrita por José Savas Libornio (Filipinas,1855-Lima,1915) autor de nuestra sonada y vigente Marcha de Banderas (compuesta en 1897). Don José fue Director General de Bandas del ejército durante el segundo gobierno de Nicolás de Piérola; y compuso: marchas militares, marchas fúnebres, ordenanzas, pasodobles, valses, polkas, fantasía, zarzuelas, melodías, descriptiva, mazurkas, boleros, danzas, cuadrillas... la obra que lleva el mismo título es un vals que recientemente ha visto la luz y está en el archivo de nuestro amigo José Félix García Alva, quién lo dió a conocer en su blog Nemovalse (aquí) en donde se puede observar el documento musical también titulado "A orillas del Chili" . Es un vals para piano que y iban tomando forma nacional, por lo menos en el nombre y en la intención del compositor, poco a poco iría afectando la estructura musical alejándose de sus antecesores europeos para salpicarse de nuestra pentafonía y rítmica peruana.



LA MARINERA

Volvamos a a la transcripción de Don Rosendo. La marinera arreglada para piano solo, incluye el 6 por 8 característico de nuestro baile nacional, en tonalidad de Re mayor, con sus 38 compases distribuidos en una pequeña introducción y dos partes con su respectiva repetición; es de formato corto con repetición DaCapo. La melodía está escrita en intervalos de tercera, lo que indicaría que muy probablemente tuvo letra para ser cantada y rítmicamente se tiene aún rítmicas de zamacueca bastante marcadas en el acompañamiento que el maestro Rosendo colocó a su arreglo para piano.

Compases iniciales de "A las orillas del Chili

Escuchemos "A las orillas del Chili"



Fuentes:
- Manuel Zanutelli, Canción Criolla- Memoria de lo nuestro, 1999
- Biografía de José Savas por Manuel Acosta Ojeda aquí
- Biografía de José Savas por Eddie W. Echegaray Fajardo aquí 
- Biografía de Don Rosendo A. Huirse aquí
- Blog Nemovalse, Vals "A orillas del Chili" aquí
- Transcripcion MIDI en Sibelius 6.0


No hay comentarios:

Publicar un comentario