Pages - Menu

viernes, 18 de noviembre de 2016

Lionel Cuadros del Carpio (1943) un compositor versátil

Para él, la frontera entre lo popular, tradicional y académico no existe; la música es una sola y así transita libremente entre esos espacios.

Lionel Fernando Cuadros del Carpio (07/04/1943) es compositor, intérprete, profesor y arreglista; y cómo el mismo lo menciona vive para la música y no de la música.

Pertenece a los pocos compositores actuales que han abordado los instrumentos de cuerda y hay en su lista de creación: valses, marineras, polcas, pampeñas, yaravíes, zambas, boleros... y para el mundo académico al que no temió enfrentar desde el año 2000, ha creado estudios para guitarra sola, dúos, tríos, preludios y algunas otras obras de cámara. Todas ellas llenas de una gran expresividad y fino acabado musical, que son el sello de su dedicada composición.

Su formación autodidácta propiciada por el entorno familiar (su padre organizaba frecuentes reuniones musicales) lo llevó a escuchar lo mejor de la música popular en el jardín de su casa cada fin de semana; participó de elencos criollos que la década de los 60´s y 70´s traían a lo mejor del criollismo limeño (Roberto Tello, Lucía de la Cruz, Las Limeñitas, Jesús Vásquez...); destacándose como primera guitarra en el medio.

Formó parte de la plana docente de guitarra entre  1989 y 1990 de la entonces Escuela Regional de Música Luis Duncker Lavalle, en donde también además de enseñar guitarra, fortaleció sus conocimientos de teoría musical y armonía (con el religioso Irineo de Madariaga), con quien frecuentemente compartía de veladas musicales debido a su gran versatilidad en la guitarra y quien le repetía "...cuando sueltes el diablillo que llevais dentro, ¡ayayay!..."; ese presagio no estaba lejos de la realidad. Aunque realmente su talento es innato y el terreno académico sólo le ha servido para obtener el cómo plasmar las ideas musicales en el código musical, y en ese tránsito ha creado sus estudios para guitarra, llenos de color, variedad y expresividad sin envidiar nada a la formación técnica que se dice siempre se debe tener en cuenta.

En su labor musical ha cosechado los siguientes premios:
  • Dirección de Tuna Mayor de la UNSA - Arequipa, 1979
  • Dirección de tuna Los Rondadores, 1979-1982
  • Director y compositor del Trío armonía 1982-1992
  • Ganador del 1er y 3er puesto en el Festival de la canción en Arequipa, 1985
  • Segundo puesto en el III festival del Yaraví  organizado por la Municipalidad Provincial de Arequipa, 1990.
  • Ganador del 1er y 3er puesto en el IV festival del Yaraví  organizado por la Municipalidad Provincial de Arequipa, 1993.
  • Reconocimientos varios de la Municipalidad Provincial de Arequipa, Universidad Nacional de San Agustín y otras instituciones (públicas y privadas) por su labor musical.
Su círculo de amigos cercanos (relativamente estable) ha propiciado que sus obras sean grabadas en estudio, logrando las siguientes producciones: Boleros y algo más (20??), Barlovento (2011), El canto de mi guitarra (en vivo, 2014). Contando con el acompañamiento musical de Rebeca Pacheco León, David Alvarez, Sandro Zeballos, Ricardo Gallegos entre otros.

Difundimos parte de su obra toda ella con gran aprecio al arte musical.





Fuentes:
- Post: Sensible pérdida: Falleció Rebeca Pacheco León, Luis Pareja Rivero, aquí
- Conversaciones personales, 2016
- Archivo personal

miércoles, 16 de noviembre de 2016

El Loncco Chacarero, de Lionel Cuadros del Carpio

Loncco chacarero

Al despuntar el alba el loncco chacarero
camina presuroso al surco bienhechor
y forma sus lampadas sobre la tierra fértil
sinfonía que anuncia frutos por cosechar

Bajo su brazo fuerte, la campiña verdea
y es hechura del hombre gentil y gran señor
el trino de las aves alegran su faena
y la brisa en las ramas es himno a su labor.

Hinchan en su pecho amante, suspiros de paloma
y es un león rugiente su bravo corazón

Estirpe de poeta, inhiesto como el Misti
lava ardiente en sus venas así el loncco es.

***





Fuente:
- YouTube canal Ali Rojas
- YouTube canal sophiamusik31

Sociedad Filarmónica de Moquegua (fundación 1933)

En el libro Antología de Moquegua (Fundación Bustamante de la Fuente, 2014) del historiador y miembro de la Academia Peruana de la Lengua Ismael Pinto Vargas que reúne ensayos, estudios, crónicas y relatos sobre la historia, la cultura y el arte de la importante ciudad del sur peruano; se encuentra la remembranzas que Manuel Acosta Ojeda escribió en el año 1983

[inicio de cita]

50 AÑOS DE MÚSICA por MANUEL ACOSTA OJEDA

Manuel Acosta Ojeda lleva a Moquegua en la sangre. De madre moqueguana, su niñez y juventud transcurrió entre Lima y Moquegua. y si bien ya hombre responsable y bohemio vivió en la primera, la tierra de sus mayores siempre estuvo presente en sus afectos. Manuel cada vez que podía y puede, recalaba y recala en moquegua. Allá tenía y tiene amigos que le profesan admiración y cariño y esta es la deliciosa historia de un centro musical que marcó época en Moquegua que acogió a Manuel haciéndolo parte importante de su historia local y pueblerina. Pocos centros musicales tienen una historia tan sabrosa y rica de anécdotas.

Este texto apareció publicado en la revista CARETAS, como homenaje de Manuel a ésta institución moqueguana. "Manuel Acosta Ojeda uno de nuestros más afamados compositores evoca en ésta nota ese centro de tertulia y de buena música - que se levantaba en ´la callecita del medio´- en el que, en sus años mozos , cantaban las canciones de moda en Lima "La Sociedad Filarmónica" celebra 50 años en éstos días. Sacando cuentas es más antiguo que el "Carlos A. Saco", el primero de los centro musicales que se fundaron en Lima. Aquí su historia".

A 1184 kilómetros de Lima y a 1437 mts. sobre el nivel del mar, Moquegua todavía sonríe todo cuando escucha música tocada por sus hijos. Cuando tuve la suerte de llegar a Moquegua, tierra de la que me siento hijo, no existía la carretera Panamericana. Tuvimos que ir en barco, no recuerdo bien si era el "Horacio" o el "Virgilio". Desembarcámos en Ilo, un puerto muy poco poblado, con calles empedradas. Allí subimos al ´calamaso´, nombre que le daban a una especia de camión, con ruedas de tren, que mediante rieles llegaba a Moquegua.

Tenía 6 años y apesar de tiempo transcurrido recuerdo que mi padre cantor y guitarrista, preguntó dónde se reuniían los músicos. En la "Filarmónica" le dijeron- Era 1938 y Moquegua tenía sólo tres calles principales: "Ayacucho"; donde estaba el mercado principal y aún están la iglesia de Santo Domingo, las oficinas de Correo y muchas casas antiguas, la "del medio" (Moquegua) y "Lima". Entre estas últimas arterias en una vieja casona de la calle "Arequipa", quedaba por esos años el local de la Filarmónica.

Mi oído de niño grabó un nombre que recuerdo como una melodía: Miguel Ángel Fernández Dávila. Tal vez por el respeto con que la gente de él, tal vez por la cadencia de sus nombres y apellidos. Otros nombres que más asocié con Moquegua fueron: "Miqguel Ángel" y "Cerro Baúl". (aún no sabía que Mariscal Domingo Nieto, Mariano Lino Urquieta y josé Carlos Mariátegui eran moqueguanos). En 1953, cuando ya tenía "uso de licor", conocí personalmente a Miguel Ángel. Fue en el jirón Moquegua (la calle "del medio") Nro.449, donde se había trasladado la Filarmónica. Yo cantaba las canciones de moda en lima y paraba más en el billlar de Anita Cuéllar. Era muy solicitado por los bohemios de la época, sobre todo en los valses "Secreto" y "Nostalgia" de nuestra paisana Amparo baluarte. Me acompañaban los guitarristas Jaime Villanueva, un sargento del ejército, apellidado Mori, y mi buen amigo Trillo.

El 11  de abril de 1933, don Miguel Ángel con un grupo de jóvenes músicos que integraban el conjunto orquestal "Unión Juvenil", fundó la "Sociedad Filarmónica". Este grupo musical había sido fundado en 1930, por aficionados a las serenatas y a la bohemia y era muy solicitado para alegrar cumpleaños, matrimonios y toda fiesta o reunión, donde quería escucharse buena música. tenían gran éxito, pero les faltaba la proyección social organizada y hacia el futuro. La "Filarmónica" nace como una institución cerrada, exclusiva. Estaba constituída solamente por 18 asociados. Para ingresar a ella, había que esperar la renuncia de un socio, que cambiara su domicilio a Lima o al extranjero; o el fallecimiento de alguno de ellos. Venciendo mil dificultades, el local de la "calle del medio" se amobló y llenó de instrumentos musicales. Allí se dieron hermosas reuniones. Todos los artistas que actuaron en Moquegua o estuvieron de paso por la capital del cobre peruano, recuerda las atenciones recibidas.

Un 16 de julio de 1961 corrió la voz de: "¡Fuego!, ¡se quema la Filarmónica!" y el esfuerzo de más de 18 años, quedó convertido en cenizas en pocos minutos. No había compañía de bomberos. Felizmente Migue´Ángel no vio esta desgracia, había muerto un año antes. Fue muy hermosa la respuesta de Moquegua ante este reto. Los socios de la Filarmónica, sus familiares y amigos, no se amilanaron. Con gran entereza y trabajo, lograron comprar el inmueble del Jr. Ayacucho Nro. 454 donde edificaron el actual local. y no contentos con eso, adquirieron un transmisor de radio de medio kilovatio de potencia por el que llegaban a los radio receptores de Moquegua e Ilo.

Los nombres de los presidentes que más recuerdo son: Carlos Cuéllar, Alfonso Chévez, Armando Vladivia, Víctor Cutipe, Gaspar Zapata, Oscar Becerra, Alberto Miranda, Pedro Sosa, Felipe Yáñez, Eduardo Mazuelos, Elías Salas y Pedro Carrera. Actualmente su presidente es el profesor Pedro A. Dávila Herrera, quien al frente de su directiva se prepara para festejar como moquegua se lo merece, los cincuenta años de "La Filarmónica" Nuestro abrazo fraterno Willy Fargo, la primera guitarra de Moquegua.

[fin de cita]

Fuente:
- Antología de Moquegua, Ismael Pinto Vargas, Fundación Bustamante de la Fuente, Lima 2014.

sábado, 5 de noviembre de 2016

Arequipa criolla 2016

Buena iniciativa del Diario Correo, en difundir la labor artística de fuguras del criollismo regional como Lufa Trillo, María Antonieta Dávalos, Victor Nevez, José Linaes, Lionel Cuadros y Rosa Vento, las entrevistas se publicaron entre el 24 y 28 de octubre 2016.





Fuente:
- Diario Correo versión digital del 24 al 19 octubre 2016