Pages - Menu

domingo, 5 de junio de 2016

Primera partitura de "El Plebeyo" - Felipe Pinglo Alva

PRIMERA PARTITURA DE EL PLEBEYO
Por Darío Mejía

En mi reciente viaje a la ciudad de Arequipa, después de almorzar con tres figuras importantes en la recuperación de la memoria musical arequipeña y peruana, en general, antes de ir a la casa de uno de ellos para seguir charlando, el historiador e investigador del folclore arequipeño Juan Guillermo Carpio Muñoz sugirió pasar un rato por su casa ya que quería mostrarme algunos de sus tesoros de la música y cultura arequipeña que tenía en casa. Carpio tiene un gran tesoro cultural en sus paredes y vitrinas que él conserva con mucho orgullo, así que luego de tomarme fotos con algunos de esos tesoros, y ya casi para retirarnos, me puse a mirar con detalle los cuadros que colgaban en las paredes de su casa cuando, de repente, me quedo estático frente a algo que tenía ante mis ojos.

En la pared de Juan Guillermo Carpio Muñoz, en un cuadro, se encontraba la primera partitura del vals El Plebeyo de Felipe Pinglo, que fue editada cuando Pinglo estaba vivo. La partitura fue editada por Ediciones Musicales La Rosa Hnos., de la calle Afligidos No. 125, Lima. Le pedí permiso a Carpio Muñoz para tomarle fotos a la partitura aquella y con mi celular procedí a documentar aquella reliquia musical. Pero, para asegurarme que la partitura aquella quedaba bien documentada, le solicité al investigador Luis Pareja que, con su cámara fotográfica profesional, también le tomara fotos a la partitura aquella.

Fotografía de la carátula de la partitura de EL PLEBEYO Editada por LA ROSA Hnos.

Hay varios detalles curiosos en aquella primera partitura. Por ejemplo, el vals figura como "Luis Enrique El Plebeyo". Otro detalle es que Pedro de Montalva figura como coautor del vals. Es sabido que Montalva solamente pasó el vals al pentagrama ya que la letra y música pertenecían a Felipe Pinglo, pero Montalva, por ese trabajo, se adjudicó la coautoría del vals y años más tarde reclamó derechos de coautoría. Los herederos de Felipe Pinglo, para hacer que se respete la obra del bardo inmortal, tuvieron que hacer un arreglo económico con Montalva y el vals quedó registrado en la Asociación Peruana de Autores y Compositores (APDAYC) como de la autoría de Felipe Pinglo, solamente.

La partitura, en su parte superior, tiene una dedicatoria hecha a mano por el mismo Felipe Pinglo. El maestro le dedicó esa copia de la partitura a su gran amigo Guillermo D'Acosta y está fechada como marzo de 1935. Pero el detalle más significativo de la partitura aquella es que, según me lo manifestó el investigador musical Luis Salazar Mejía, a quien le hice llegar copia de todas las fotos de la partitura de El Plebeyo para que la estudie, la partitura de La Rosa Hnos. (la primera del vals) tiene ciertas diferencias con la partitura editada años después por la Editorial Maldonado y que es la que se conoce y entona. Este descubrimiento nos da a entender que la música de El Plebeyo fue cambiada después de la muerte del bardo inmortal.

Pienso que nuestros músicos peruanos tienen la tarea, ahora, de entonar El Plebeyo con su música original, la que se publicó estando Felipe Pinglo vivo. Mi agradecimiento a Juan Guillermo Carpio Muñoz, Luis Pareja, Adrián Apaza y Luis Salazar Mejía por el trabajo en conjunto, directo o indirecto, para recuperar este documento histórico para la memoria musical del Perú.

Dario Mejia
(De visita en Perú)



Fuentes:
-Facebook Darío Mejía
-Transcripción por Omar Carrazco en Sibelius 6.0

No hay comentarios:

Publicar un comentario