Pages - Menu

domingo, 12 de abril de 2015

"Al pie del Misti", obra para piano solo de Daniel Alomía Robles

Dentro de los tres tomos de "La obra folclórica y musical de Daniel Alomía Robles" hay una riqueza incalculable sobre la música de fines del siglo XIX, que acuciosamente recopiló el creador del "Cóndor pasa".  Hay partituras fielmente reproducidas por su hijo, Armando Robles Godoy, valiosísimas para nuestra memoria musical, en éste caso para nuestra región. 

Además de ser una obra homónima al sabido vals de Eduardo Recavarren (1865-1915); el título refleja la intención del compositor por manifestar su aprecio al volcán tutelar de la ciudad de Arequipa, por donde seguramente estuvo en sus viajes, recopilando canciones y tomando apuntes de la música local. 

Daniel Alomía Robles (1871-1942) crea ésta obra pianística en base a cánones estrictamente académicos, bajo las reglas rigurosas del contrapunto. Resultando una obra a dos y tres voces con variaciones de una misma melodía que luego de una introducción corta se deja escuchar, que resenta influencias típicas del yaraví a dos voces, se escuchan también pasajes de virtuosísmo en el manejo de escalas ascendentes y descendentes. Finalmente es evidente el uso de la pentafonía en el material utilizado. La interpretación no lleva mayor dificultad técnica en la línea del bajo continuo.

Fuentes:
- La obra folclórica y musical de Daniel Alomía Robles, CONCYTEC, 1990.
- Transcripción Sibelius 6.0

2 comentarios:

  1. Felicitaciones Omar por tu labor musical. Definitivamente Daniel Alomia estuvo en Arequipa en su recorrido recopilatorio antes de su viaje a los Estados Unidos donde tuvo presencia en la discografía con su propia orquesta y quien sabe como cantante como se insinúa. Al pié del Misti, tiene otro tema homónimo (P33) )en la interpretación del dúo Montes y Manrique para el sello Columbia en 1911. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Así es Lucho, y como me comentaste... también quedaría por encontrar una más grabada por el Dúo Almenerio y Saez grabada en Lima en 1917.

    ResponderEliminar