Pages - Menu

sábado, 27 de septiembre de 2014

El vals "Artistas" de Guillermo Montesinos Pastor (1877 – 1925)

De visiones, 
violonchello 
y vals.

Recientemente la Biblioteca Regional Mario Vargas Llosa ha mostrado en sus salas de exposición, la valiosa muestra fotográfica de: Guillermo Montesinos Pastor (1877-1925), nombre que a primera lectura no evoca una personalidad descollante en alguna de las artes. Al leer su biografía y el aporte que dio a la vida cultural de la Arequipa  de fin de siglo, nos encontramos con un espíritu sensible y activo en su afición fotográfica y musical.

La familia Montesinos en general cultivó la música en sus integrantes, como bien se detalla en un artículo titulado "Los Otros Montesinos" de la revista CARETAS, y tuvo actividad en Arequipa y Lima. Para conocer detalles sobre su vida transcribimos la nota escrita por Alfonso Montesinos Belón, descendiente de la familia, hay bastante detalle de su actividad musical y su preocupación autodidacta.

AUSENCIA PRESENTE DE UN VIOLONCHELISTA FOTÓGRAFO
Por Alfonso Montesinos Belón

A diferencia de su tardía dedicación a la fotografía, Guillermo Montesinos Pastor se inició desde temprana edad en el estudio del violonchelo, disciplina que cultivó toda su vida. Alternó sus residencias entre Lima y Arequipa durante su infancia y juventud. En Lima su maestro iniciático fue Salvador Berriola, napolitano residente en el Perú desde 1877. A los 13 años figuró como activo participate en la recién formada Sociedad Filarmónica de Arequipa, fundada en mayo 1885. En Lima la Escuela de Música (luego Conservatorio) existió a partir de 1910. No sabía por esa época en ninguna ciudad del país agrupaciones orquestales clásicas, sino grupos de aficionados con variados instrumentos. En abril de 1916 retornó a su villa natal; tenía previsto fijar allí su residencia permanente dedicado al ejercicio pleno de sus dos pasiones: la música, a través de su expresión artíctica con el violonchelo, cuya maestría desarrolló de modo autodidacta; y la fotografía.

Participó activamente en el medio musical limeño con distinguidos artistas como Rosa Mercedes Ayarza (Lima, 1881-1969), precoz pianista compositora, folclorista y directora de coros; Próspero Mariscano, profesor principal de violín de la Academia de Música procedente del Conservatorio de Río de Janeiro en 1909; Ernesto López Mindreau (Chiclayo, 1892-1972), pianista y compositor que llevó estudios con F. Gerdes y J. Valle Riestra, y, en Nueva York, cursos con Sergei Rachmaninoff y Sigismond Stojowsky; Alfredo Bermúdez de la Jara, distinguido violinista con quien interpretó, conjuntamente con E.L. Mindreau, los tríos con piano de Beethoven.

En Arequipa, se relacionó musicalmente con artistas como Octacio Polar (1874-1916), pianista y compositor, fundador de la Sociedad Filarmónica de Arequipa; Luis Duncker Lavalle, pianista y compositor; Manuel Aguirre (1863-1951), pianista y compositor.

Durante su constante práctica autodidacta, compuso varios Estudios para violonchelo solo (inéditos aún). En ellos combina con maestría su inspiración creadora con las dificultades técnicas propias del instrumentos. En concierto en el Teatro Fénix de Arequipa el 08 de junio de 1900, luego de tocar "Reverie" de A. Casella acompañado por Octavio Polar, estrenó su Estudio en La menor.

En 1900 compuso y publicó en Lima un vals para piano titulado "Artistas", dedicado al Centro Musical de Arequipa.

Como violonchelista cultivó con dilección la obra del legendario virtuoso David Popper (Praga, 1843-1913), suponemos que aun sin haberlo escuchado directamente, supo interpretar debidamente la elegancia, el refinamiento y el temperamento en la ejecución de sus obras. Piezas como "La danza de los elfos" o "La canción de la rueca" exigen un virtuosismo excepcional. Para su correcta interpretación, analizó, estudió y anotó cuidadosamente toda su producción.

En el campo de la música de cámara cultivó diversos géneros. Su biblioteca era proveída periódicamente por envíos en triplicado - de casa editoras como Peters, Schott, Breikoff and Hartel - de todo lo publicado hasta entonces de los autores más importantes. Coleccionaba reducciones de obras sinfónicas para diversas combinaciones instrumentales de las sinfonías de Beethoven, Mendelssohn y Schubert. [fin de artículo]

Guillermo Montesinos Pastor (violonchello), Bermudez de la Jara (violín)
y E. López Mindreau (piano), 1915.

El vals "Artistas" es una producción rica en melodía y buen gusto musical, que hoy exponemos para su disfrute.

Carátula del vals para piano "Artistas" dedicado a la
Orquesta del Centro Musical de Arequipa, 1900



Fuentes:
- Nota publicada Biblioteca Regional Mario Vargas Llosa aquí
- Partitura archivo Mstra. Ana Arenas
- Revista CARETAS, "Los Otros Montesinos", 11 de abril 2001 aquí
- Folleto publicado por el Gobierno Regional de Arequipa, para la exposición: "Un solitario ante la naturaleza", Guillermo Montesinos Pastor (1916-1923), Agosto 2014.

sábado, 20 de septiembre de 2014

El vals "Perlas Limeñas" de Eduardo Recavarren

De los viejos maestros de Vienna
a las manos peruanas (Parte 2).


En un artículo anterior dimos a conocer el vals "Ausencia" del compositor Recavarren, en esa ocasión se vieron algunas revisiones sobre sus influencias marcadas en "Al pie del Misti" y la carencia de material musical que permita conocer más sobre su obra. Que importante es tener acceso a estos registros, pues ya podemos hablar de un estilo de composición e influencia en las obras que Recavarren publicó y practicó en su época.

Hoy, presentamos la obra "Perlas Limeñas", que Carlos Raygada (1964:64) registra que fue impresa y muy poco difundida, menos grabada por medio alguno, y seguramente archivada en los baúles de la familias que alguna vez se deleitaron con su vaivén. Logramos encontrar la obra impresa y traer la inspiración del compositor a a éste espacio y tiempo, para escuchar más en detalle el estilo de nuestro compositor arequipeño, que dio mucho de su talento en la ciudad capital.

Podemos agregar a la vida musical de Eduardo Recavarren García-Calderón, su dominio tanto del piano como del violín pues figuraba como primer violón de la orquesta del Centro Artístico entre los años 1899 y 1900. Y su dominio frente al piano era conocido, la anécdota cuenta como el pianista ejecutaba, sobre el teclado cubierto con un paño, las piezas que le eran requeridas (Gómez 1977:184).

El vals en tonalidad de La bemol mayor, nos deja una riqueza ritmica y melódica más desarrollada que en "Ausencia" con uso de recursos técnicos moderadamente complejos, como el uso de trescillos y mordentes, en general una obra de estilo delicado y cautivador, con toques de sonidos brillantes. La obra fue dedicada a la Sra. Victoria Romaña de García-Calderón, esposa de su tío Manuel García-Calderón y Martinez-Landa, y publicada por la Litografía San Cristóbal en Lima, el ejemplar que se ha obtenido pertenece a la segunda edición.
Primeros compáses de "Perlas limeñas", vals para piano
de Eduardo Recavarren García-Calderón

Ahora queda esperar (si es que aún la suerte nos acompaña) encontrar el vals "Insinuaciones" que también se refiere como publicado. Los dejo con "Perlas limeñas" en ésta muestra sonora digitalizada:



Fuente:

- Transcripcion MIDI en Sibelius 6.0
- Rodolfo A Gómez G. , Padre e hijo: Narraciones arequipeñas, 1977.
- Partitura archivo personal